Carisma
¿qué es Rogacionistas?
Voluntariado
Volunt. Rogacionista
Convocatoria a ayudar
Hogar Agr. San Agustín
ubicación
misión
características
Hogar Ob. Colombres
ubicación
misión
características
Sponsors
conózcalos
únase a nosotros


La Iglesia permite comer carne el Viernes Santo
Pese a la creencia general, el catolicismo aprueba cambiar esa abstinencia por otras, como no beber alcohol o no chatear.

"Nadie puede ir al infierno por comer carne durante Semana Santa", aseguró el vocero del Arzobispado de Mendoza, Sergio Buenanueva y aclaró que la abstinencia puede practicarse a través de una obra de caridad o renunciar a beber alcohol o abandonar el hábito de chatear.

Además, Buenanueva puntualizó que la Conferencia Episcopal Argentina "autoriza a los fieles católicos a cambiar la abstinencia de carne por abstinencia de bebidas alcohólicas o por una obra de piedad o el rezo del Vía Crucis" y destacó la importancia de "responder al espíritu del Viernes Santo, un día de ayuno, abstinencia y de comunicación con Dios".

Si bien la renuncia a comer carnes rojas es la creencia más extendida para estas fechas, Buenanueva aclaró: "Esto no significa que solamente se deberá comer pescado, legumbres o verduras. No vale nada comer pescados costosos u otros tipos de comidas, sino lo que vale es el sacrificio y la abstinencia".

Este aspecto es un tema sensible para el bolsillo de la gente durante Semana Santa, ya que distintas asociaciones de consumidores aseguraron que el precio de la merluza oscila entre los 14 y 16 pesos. Es por esto que desde la Iglesia católica se aseguró que aquellos fieles que tienen problemas económicos o de salud, "pueden comer cualquier tipo de carne, porque la esencia es responder el espíritu de sacrificio y de caridad".

En esa dirección, diversos especialistas en liturgia de la Iglesia católica coincidieron con las declaraciones de Buenanueva y explicaron que durante Semana Santa los fieles pueden reemplazar el ayuno con otros actos de renuncia voluntaria, como no fumar, no chatear por internet o abstenerse de tomar alcohol.

Jorge Oesterheld, vocero de la Conferencia Episcopal Argentina, afirmó que "la posibilidad de reemplazar la abstinencia a la carne está incluida en el catecismo de la Iglesia católica desde hace unos años, por lo que no debe haber ninguna preocupación en los fieles mientras respeten el espíritu de las Pascuas".

Por su parte, Ricardo Dotro, párroco de la Iglesia San Miguel Arcángel y especialista en liturgia, afirmó que "el derecho canónico cambió en 1983, cuando se permitió a cada país decidir sus penitencias cuaresmales".

En Argentina, se permitió conmutar el objeto de la penitencia del Viernes Santo, por otro objeto. "Antes nos uníamos en un acto mediante la renuncia a la carne, pero con el correr del tiempo la sociedad cambió y ahora comerla o no, no cambia la vida. Pero se mantiene la idea de penitencia", finaliza Dotro.


| Nota publicada el día: 4/4/2007 | Tiempo est. de lectura: 73 seg.

Buscador

ingresar

Auspiciantes

Sea sponsor de nuestra obra

  Este sitio soporta

powered by .